Una comunidad olvidada por el Estado, a una hora de Quibdó, se convenció de que la minería ya no les da el sustento y ahora quiere meterse de lleno con el turismo. Tienen todos los recursos naturales para hacerlo, pero aún falta infraestructura.   La rana más venenosa del mundo vive en el Chocó, pero […]